Adiós Tumbleweed, y gracias por todo lo que me enseñaste

Hace un año, cuando estaba reciente mi mudanza a Colombia, decidí probar dos distros: Antergos y OpenSuse Tumbleweed, de lo cual escribí en enero de este año. El tiempo ha pasado y, tal como vaticiné en esa entrada, Antergos pasó a ser mi distro principal, con LMDE 2 Betsy para uso de mi familia y algún uso eventual por mi parte.

¿Qué pintaba entonces Tumbleweed? Sencillo, desde mis inicios en GNU/Linux he sido más de entornos GTK; de hecho, la primera distro que vi fue Ubuntu 6 si no recuerdo mal en la universidad y cuando salió la versión 10 la tenía en un Live CD que me hice. Pero en el camino hubo dos Lives que llegaron hasta mi, Kubuntu 9.10 que me lo regaló mi hermano y Sabayon 4 que me vino en una revista que compré.

En ambas topé con Kde que me pareció feo a morir y con tantas opciones que me sentí abrumado. De ahí en adelante le huí a todo lo que estuviera realcionado con Kde/Plasma… Hasta que Victorhck me convenció de probar Tumbleweed (estaba buscando el comentario pero no lo consigo  XD ), y me decidí a enterrar el hacha de guerra con el entorno Qt.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La verdad es que la impresión que me dejó Tumbleweed ha sido bastante positiva, aunque reconozco que no hubiera sobrevivido sin las revisiones que hace Victorhck en su blog. Ya Plasma y yo no estamos en conflicto, y aunque sigo siendo más de GTK (especialmente de Cinnamon), me puedo mover sin muchos problemas en Plasma y configurar de forma básica su aspecto y funcionamiento, aunque me falta aprender todavía.

Entonces ¿cuál es el problema? Digamos que hay dos factores decisivos:

  1. Antergos y Tumbleweed en un mismo equipo es mucho trabajo para el reducido tiempo que tengo. La culpa no es de la distro en sí, sino de la elección que hice hace un año de tener dos rolling y que me pasó factura para mantener ambas a bue punto. En este sentido me quedo con Antergos que la conozco más a fondo, que de OpenSuse me falta aprender aún.
  2. Quiero conocer y probar como esta implementado Plasma en otras distros para hacer la comparación. El trabajo que hacen en OpenSuse con Plasma, a mi modo de ver, es comparable con el que hacen los chicos de Antergos con Gnome y Cinnamon: el escritorio se entrega pulido y mimado hasta el último detalle. Por eso quiero comparar, poder hablar con base cuando recomiende una distro Kde a otra persona.

De Tumbleweed no tengo nada malo que decir, me dio sus errores como toda distro y a veces me daba “sorpresitas” como toda rolling hace a veces, pero en general me deja un sabor de boca, y le doy las gracias por todo lo que me ha enseñado. ¿Mi próximo objetivo? Pues que mejor para comparar que la visión que tiene el propio equipos que desarrolla el entorno Qt por excelencia: KDE Neon LTS.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

3 comentarios en “Adiós Tumbleweed, y gracias por todo lo que me enseñaste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s