¿Es realmente necesario un antivirus en nuestra distro?

Sí, sí, este es uno de los temas que más discusiones trae a veces en la comunidad. Puede que seas un usuario nuevo y, al ver las opiniones tan divergentes, te sientas confundido. La respuesta más adecuada estaría en un área gris: no es obligatorio, pero tampoco estaría de más – sobre todo si tienes dual-boot con Windows, o compartes archivos con otros equipos.

El mismo sistema de permisos de las distros GNU/Linux (así como los *BSD), complican que el infectar nuestro S.O. sin que haya un error de capa 8 (errores cometidos por el mismo usuario). Pero de que puede pasar, puede, incluso si eres un SysAdmin con experiencia.

Si bien existen soluciones creadas por empresas (Sophos, Avast, Comodo, Kapersky, etc.), la mayoría están enfocadas al ámbito empresarial; y las que tienen opciones domésticas dejan mucho que desear. Eset Nod 32 sólo ofrece una prueba gratuita de 30 días y un mes de ampliación por cada amigo que refieras, y su archivo de instalación muchas veces no funciona (me pasó). Con Comodo queda uno en un bucle infinito de dependencias no cumplidas, y aun cuando logres resolverlas puede que el instalador no funcione.

Entonces, ¿qué podemos hacer? La respuesta sigue estando en el gran ecosistema de trabajo de GNU/Linux y su comunidad. Aquí te dejo tres sugerencias que te evitarán dolores de cabeza.

1. APLIQUE LAS ACTUALIZACIONES CON REGULARIDAD

Esta es tal vez la más importante de todas. Gracias a la forma en que trabaja el desarrollo del kernel Linux, e incluso las mismas aplicaciones, constantemente se están corrigiendo bugs, fallo y brechas en el código que podrían ser usadas para fines maliciosos. Además, debemos asegurarnos de tener activadas las actualizaciones de seguridad.

2. USAR CLAMAV/CLAMTK PARA HACER REVISIONES PERIÓDICAS DE NUESTRO SISTEMA

Una vez más, podemos poner nuestra confianza en la comunidad, la cual desarrolló y mantiene en constante actualización a ClamAV, el antivirus de código abierto por excelencia. Está en los repositorios de la inmensa mayoría de las distribuciones, y cuenta además con ClamTK para gestionar de forma gráfica todo lo que hagamos. Aunque se puede instalar por terminal, también puedes buscarlo por el gestor de paquetes de tu distribución (Synaptics para las .deb, Pamac para las basadas en Arch, etc.), y realizar la instalación con un par de clicks.

3. USA EXTENSIONES ANTIMALWARE EN TU NAVEGADOR

Aunque la mayoría de los navegadores ya traen integrados motores de seguridad que detectan posibles amenazas, a veces se puede colar alguno inadvertidamente. Por eso mi recomendación es usar extensiones de seguridad; en mi caso, siempre he usado Malwarebytes Browser Guard, disponible tanto para Chrome (y los basados en Chromium en general) y para Firefox.

RECOMENDACION BONUS

Con las 3 recomendaciones anteriores es suficiente para mantener tu equipo seguro, también existen programas para hacer búsquedas avanzadas en los archivos del sistema. Éstos son chkrootkit y rkhunter. Si bien estos son exclusivos para la terminal, tampoco son excesivamente complicados de usar y son sumamente eficientes en la detección de amenazas.

Si bien hoy sólo te doy las recomendaciones, ya le estaré dedicando entradas individuales a cada uno de ellos para explicarlos en mayor detalle. Nos estamos leyendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s